top of page
Buscar
  • Foto del escritorPrograma Coral Cuenta y Toca

ENCUENTRO

“Dos piedras no se encuentran, dos seres humanos sí.”

Herdz


Encontrarse, es una acción humana voluntaria, de alto nivel de consciencia. Cuando nos encontramos para hacer música, realizamos una acción física, para crear algo tan abstracto como el arte de los sonidos. Los objetos se reúnen, sólo las entidades conscientes se encuentran.


La música, es algo invisible que toca lo invisible que hay en nosotros. Hemos establecido algunos códigos de comportamiento, no para estructurar una ideología de disciplina, sino para permitir que podamos recibir la magia de la música en la práctica, para luego poder regalarla al público que nos visita.


El coro no sólo se encuentra para hacer música, también existen otros aspectos no transferibles en esos encuentros de carácter social, que permiten un crecimiento anímico con respecto a las relaciones, que no pueden hallarse en otro campo de acción, porque en el coro cada quien pone su voz para un fin común, sin la odiosa idea de competir, o bien opacar al otro.


El coro como actividad social cumple un fin de crecimiento humano, pero el encuentro musical crea un espacio interno en el individuo, donde perdura la actividad mas allá del encuentro social. Esa actividad es la parte espiritual, que no puede ser medida por la actividad grupal. Cada uno recibirá una impresión diferente de lo que hace, aunque todos realicen la misma actividad.


Con el coro, hay una relación íntima con el ser individual, encontrado en el acto de cantar. Es una forma de sacar la voz, para escucharse externamente. Es un acto muy superior a pensar, porque al cantar el pensamiento cesa, para dar paso al movimiento del sonido.


Cuando nos reunimos voluntariamente para hacer arte, recreamos la historia de la creación, moviendo el espíritu sobre las aguas.


A. Herdz

60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page